Pachakutik acorralado y un respiro para el progresismo autoritario

El domingo 7, tras las elecciones presidenciales en Ecuador, los primeros resultados ubicaban a Andrés Arauz en primer lugar, Yaku Pérez en segundo y en tercero a Guillermo Lasso. Tres días después el segundo lugar pasó a ser ocupado por el candidato de la alianza CREO-PSC. Esto ha generado una serie de sospechas sobre la legitimidad del proceso. En este contexto ¿Pachakuitk (PK) a quien apoyará en segunda vuelta y en la asamblea?

Primero, quiero partir de caracterizar la cultura política del movimiento indígena que aglutina tanto a sus organizaciones sociales como su brazo político. Es necesario realizar una aproximación a cómo los pueblos indígenas andinos entienden la política y que praxis tiene como consecuencia. Tristán Platt sostiene que en la matriz cultural andina esta presente la idea de una permanente negociación. De tal forma que se ordenó el espacio y la población en dos opuestos, hanan (alto) y urin (bajo), división que aún late en ciudades de los andes. Esta división produce que los grupos opuestos se controlen mutuamente. Como es natural se producen tensiones que de algún modo deben ser solucionadas, lo cual ocurría a través de rituales, que ponían de performance el enfrentamiento entre ambos bandos. Sin embargo, estos enfrentamientos no buscaban la destrucción del otro bando, sino aliviar tensiones, limar las asimetrías existentes y mantener el statu quo. Francisco Seoane y María José Culquichín concluyen que el orden socio-político tenía que ser constantemente renegociado para mantener el orden y el fluir del presente. Entonces queda claro que desde la parte andina lo político se entiende como una negociación constante en la cual se liman asimetrías para mantener el orden.

¿Por qué es importante esta puntualización y cómo se relaciona con la democracia?  Si entendemos la práctica política moderna de los pueblos indígenas andinos desde lo dicho en el párrafo anterior queda claro que desde los andes indios, si bien se han alineado a la izquierda, no existe un pensamiento ni práctica revolucionaria. Es decir, no se busca realizar un borrón y cuenta nueva. No buscan la destrucción del estado ni la democracia. Y en efecto en sus propuestas nunca lo han planteado así, al menos para el caso ecuatoriano. Tampoco han planteado la vía armada ni una dictadura étnica, campesina, proletaria o popular. El proyecto político de los pueblos indígenas ha sido la reforma, que en última instancia es la expansión de la democracia. Justamente, la plurinacionalidad no plantea eliminar ninguno de los tres poderes clásicos, sino ampliar los mecanismos de participación y funcionamiento de los mismos. Ha sido una práctica para ampliar derechos y hacerlos efectivos, es decir democratizar nuestra sociedad. Si bien es cierto que para esto se ha utilizado la fuerza y la movilización, esto ha sido para conseguir los espacios de negociación. Nunca ha sido utilizada para dar de baja al estado o al capitalismo. Es más, las principales demandas han sido concretadas en procesos democráticos.

¿Cómo todo esto se relaciona con la actual coyuntura? Por un lado, después de las elecciones del domingo 7, PK demostró haber convocado a un conjunto de fuerzas diversas, por encima de su voto histórico, y abría la posibilidad de llegar a ocupar la presidencia. Uno de sus mayores logros en estas elecciones es abrir su electorado. Por otro lado, el programa económico no esta claro. Algunas declaraciones daban a entender que Yaku, en aras de poder gobernar, podía cobijar algunas de las demandas del sector empresarial. Lo cual es lógico, pues enfrentamos una severa crisis económica, y que de no llegar a acuerdos con el sector productivo solo se profundizaría. Históricamente el programa económico del movimiento indígena se ha ubicado hacia el socialismo debido a la presencia de la izquierda a lo largo de la historia de los procesos organizativos de los pueblos indígenas. Sin embargo, si tomamos lo mencionado sobre el campo político, podemos sugerir que una vez en el poder y más cercanos al sector productivo, puedan adoptar, antes que una posición anti capitalista, un espacio de negociación. Es decir, en la práctica, PK podría estar más cercano a la social democracia que a la izquierda revolucionaria. Yaku es la expresión de esto.

Segundo. Después de la votación del domingo y sus primeros resultados resulta claro, que el electorado estaba disperso, que el progresismo autoritario no tenia mayoría de votos, y tampoco los tendría en la asamblea. Entonces, se iba perfilando la posibilidad de un bloque (PK, ID, CREO) que se articule para frenar y superar al peligro autoritario, ya no alrededor del clivaje izquierda-derecha.

Aquí es donde entra el ataque a Yaku Peréz perpetrado el 9 de febrero desde cierta intelectualidad de izquierda. Correa declaró que el esperaba y pronosticaba que la segunda vuelta se daría entre Arauz y Lasso. Esto ya estaba en su conocimiento, entonces ¿por qué realizar semejante ataque a Yaku? Dada la práctica de la revolución ciudadana, sabemos que nada se hace sin la autorización del mandamás del partido. ¿Cuál era el fin de este ataque?

Las diferentes declaraciones de la intelectualidad progresista autoritaria se centraron en dos cosas: Yaku no es indígena, Yaku es de derecha. El fin último de este ataque es impedir la formación de este bloque (ID, PK, CREO) que se hubiese traducido, en votos en la asamblea, limitando y bloqueando a la bancada de UNES, y trayendo de vuelta a escena el clivaje izquierda-derecha. El ataque a Yaku buscaba advertir al electorado que Yaku no es el “verdadero” representante del movimiento indígena, que este último es de izquierda. En definitiva, el ataque a Yaku buscaba limitar el espacio de negociación y de posibles acuerdos con otros partidos, especialmente con CREO. Ante el contexto actual y la sospecha de fraude, parecería que toda posibilidad de negociación queda eliminada. Es decir, a la bancada de UNES en la asamblea se le da un respiro y la posibilidad de negociar una mayoría, lo que el domingo de noche y lunes se veía casi imposible.  ¿PK, en afán de demostrar su pertenencia y pureza ideológica terminará enfrentándose a  CREO, es decir, aliándose con la izquierda autoritaria para la segunda vuelta y en la asamblea? ¿Podrá más el anhelo de condiciones mínimas democráticas o el disputarse el lugar de la “verdadera” izquierda?

Tercero. Aquí es donde entra el papel de Leonidas Iza y el porqué le atrae tanto al progresismo autoritario. En su libro “Estallido” ha dejado claro que la posición reformista, es decir la práctica democrática y de negociación del movimiento indígena no sirve, que es necesario radicalizarse hacia la vía revolucionaria armada, dejando de lado el proyecto plurinacional.

Esta posición radicalizada que se sale de la tradición de los andes indígenas, en definitiva, tiene el mismo efecto que el taque a Yaku, que Iza realizó advirtiendo que “enfrentará a la derecha venga de donde venga”, cercando y neutralizando la capacidad de Yaku y PK de realizar acercamientos y espacios de negociación. La posición radical de Iza limita la expansión del proyecto de Pachakutik hacia nuevos sectores manteniendo su sectarismo. Iza es útil para re ordenar al interior del movimiento indígena los límites de los clivajes políticos e impedir acercamientos hacia otros sectores del espectro político.

En resumen, la izquierda revolucionaria y el progresismo autoritario se disputan Pachakutik y el movimiento indígena, para en base a la pureza ideológica impedir un acuerdo que permita bloquear a Arauz, y que otras posiciones políticas dentro del movimiento indígena puedan madurar.

Hoy ha sido más evidente que un presidente desde el movimiento indígena es posible y cercano. Sin embargo, la coyuntura nos señala que para poder gobernar deberá tener un espacio y margen de negociación con diferentes sectores de la sociedad, para lo cual es necesario un proyecto económico más claro. Y mas aún, que debe emerger un sector indígena por fuera o dentro del mismo, que sostenga la promoción de la democracia y la economía de mercado, lo que, en definitiva, a la hora de llegar a ser gobierno les permita tener mayores espacios y posibilidades de negociación, para no caer en la trampa de la pureza ideológica.

Vanessa Terán, 2021

Un comentario

  1. Quería agradecerle al autor este artículo que me ha permitido ordenar una serie de presunciones que daban vueltas en mi cabeza desde el 7F. Creo que uno de los temas subyacentes es que el Mov Indígena(MIE) está ya dividido, según el autor entre una Izquierda revolucionaria (Iza como cabeza visible) y un tipo de social democracia (Yaku a la cabeza). Sin embargo, no existen vocerías definidas de esos sectores que dialoguen con los sectores urbanos, donde la ciudadanía en general pueda conocer qué es lo que están disputando estos dos grupos. Es decir, abrir esas categorías que los ubican en el espectro político, para entender cómo se posiciona cada grupo frente a temas relevantes como por ejemplo el rol del Estado y su articulación con el rol del empresariado en cierto ámbitos como la salud o la seguridad alimentaria, por dar dos ejemplos sueltos. Es decir, si bien sabemos que Yaku está abierto a negociar con CREO, desde Pk se han quedado cortos en comunicar cuáles son sus líneas rojas o temas innegociables, si es que los hay. Y por parte de CREO, igualmente, se desconoce qué quieren de Pk, más allá de aplastar al correísmo. Queda una sensación de hipocrecía por ambos lados que puede monoscabar sus voces políticas. Así mismo, se genera mucha duda y escepticismo en la ciudadanía ya que no es fácil imaginar cómo nos integraríamos como sociedad, primero a un Pk escindido, y segundo a una alianza opaca. Finalmente, parece que el MIE se converte en una ¨caja negra¨ donde se puede ver ciertos resultados de negociaciones pero se desonoce con claridad su funcionamiento interno o sus elementos constitutivos claves en disputa.
    slds,
    Martha A.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s